CR-Header.png

Called to Renew

Para abordar el futuro de la Iglesia, hemos lanzado la campaña Llamados a Renovar junto con todas las parroquias de la Arquidiócesis de Los Angeles. Los servicios parroquiales y los programas ministeriales de San Bernardo no solo sirven a cientos, si no miles de personas cada año, incluyéndole a usted. Sin embargo, con nuestro crecimiento continuo viene la necesidad de elevar y mantener nuestra parroquia. Nuestra meta de campaña es de $530,000 de los cuales el 50% (o $265.000) irán directamente a las necesidades de nuestra parroquia. Además, recibiremos el 100% de todos los fondos recaudados por encima de la meta. Usaremos nuestra parte de los fondos para apoyar las necesidades cada vez mayores de nuestra parroquia. Llamados a renovar permitirá a la parroquia de San Bernardo completar la visión establecida por las generaciones pasadas, al tiempo que garantiza la presencia de nuestra Iglesia en las vidas de nuestras generaciones futuras.

CR-Icon.png

$530,000

Nuestra Meta Parroquial

Promesas de cinco años para la campaña Llamados a Renovar

unnamed.jpg

$265,000

Para renovar nuestra parroquia y fortalecer ministerios

Tenemos una Misión
Juntos, reconocemos la gran necesidad que hay en nuestras ciudades y comunidades de renovar la luz de Cristo; una luz destinada a todas las personas. Juntos, invertimos en la esperanza del futuro. Juntos, proclamamos que la Iglesia merece la pena renovarse. Juntos, reconocemos con alegría que estamos Llamados a Renovar.


Un plan para el futuro
Durante los próximos años, nuestra parroquia se unirá con las casi 300 otras comunidades de fe católica en nuestra Arquidiócesis para renovar invirtiendo en las siguientes áreas clave:

Sistema
Solar

Conservar energía y convirtiéndonos en una parroquia verde es importante para nuestra comunidad. Con los fondos de Llamados a renovar, instalaremos un sistema solar de 63.3 kw en la escuela e interconectado al medidor eléctrico del salón parroquial. Se proyecta que el sistema ahorrará $18.588 en el primer año y se pagará en 9.2 años Nuestro objetivo es expandir el sistema a través de diferentes edificios en el futuro.

Renovaciones de
Santuario e Iglesia

A menudo se nos pregunta si nuestro santuario está bajo renovación y la razón es porque, parece incompleto o sencillo. El altar es el punto focal cuando nos reunimos dentro de la iglesia y el cento espiritualmente de nuestras vidas. Con los fondos de Llamados a Renovar, renovaremos nuestro santuario e iglesia mejorando los materiales de construcción en la sacristía y el altar, actualizando los muebles, extendiendo el aire acondicionado/calefacción en la sacristía, reemplazando las ventanas en la sacristía y sala de flores, y reemplazando las tuberías y los accesorios en los baños de la iglesia. Las renovaciones propuestas nos centrarán hacia nuestro Jesús Eucarístico y nos harán completos como comunidad.

Salón de la Amistad Seguridad y Embellecimiento

El salón de la amistad es visto por muchos feligreses como un lugar agradable donde se llevan a cabo la mayoría de nuestras actividades de la iglesia, reuniones sociales semanales de amistad, reuniones ministeriales y grupales y pequeños eventos, incluyendo nuestras reuniones dominicales de café y donas. A media que priorizamos la seguridad y el mantenimiento, usaremos los fondos de Llamados a Renovar para instalar rociadores de protección contra incendios y reemplazar la plomería. Además, embelleceremos la sala haciéndola más vibrate sustituyendo el suelo con baldosas que serán más fáciles de mantener.

Renovaciones del Centro Parroquial

y la Rectoría

Maravillosos planes y crecimiento están sucediendo en la parroquia de San Bernardo, por lo tanto, planeamos maximizar el uso del Centro Parroquial con renovaciones. Nuestros planes incluyen renovar el 1er piso de la rectoría para convertirlo en nuestro Centro Parroquial que albergará dos nuevas oficinas y una sala de descanso para los empleados. Estas renovaciones mejorarán el uso del espacio para ser utilizado por el Pastor Asociado y el Gerente de la Oficina

Promesas de contribuciones pagadas sobre cinco años permite a los donates considerar regalos más sustanciales de los que son posibles con solamente un solo pago. Familias pueden determinar los cronogramas de sus pagos para cumplir con sus propias necesidades caritativas o impositivas. Los pagos se pueden hacer con cheque, tarjeta de crédito, e-cheques, o regalos de acciones. Si puede incluya un pago inicial con su promesa.